3 puntos de partida para crear audiolibros

puntos de partida audiolibrosDel mismo modo que las cifras de la autoedición siguen aumentando, también lo están haciendo las de los audiolibros.

Como vimos en su momento, incluso los autores independientes están optando por este formato. No obstante, los consumidores de audiolibros tienen un perfil especial, suelen ser amantes de los libros, de cualquier género, y no les sirve cualquier versión en audio de sus lecturas favoritas.

Tanto para las editoriales como para los autores que quieran producir por su cuenta sus historias en este formato, hay tres puntos de partida fundamentales a tener en cuenta a la hora de plantearse lanzarse a este mercado.

 

1. Un buen narrador

Si se es aficionado a los audiolibros, es fácil haber encontrado narraciones de todo tipo. Del mismo modo que hay traducciones mejores que otras, por ejemplo, también hay narradores mejores que otros. No todos los autores tienen que ser necesariamente buenos narradores. Un mal narrador puede echar a perder un audiolibro, por lo que la mejor opción es acudir a un profesional, alguien que ha trabajado la voz, que sabe cuándo dar énfasis o dramatización, hacer pausas, etc. No se trata de tener una voz bonita, sino de demostrar profesionalidad.

 

2. Los tiempos de producción

Una vez que se tiene el narrador ideal para el audiolibro, que ya ha pasado las pruebas de grabación, es importante trabajar con plazos, del mismo modo que se hace en los procesos editoriales con la revisión, corrección, maquetación, etc. Es posible que en muchos casos se opte por alquilar un estudio de grabación profesional, por lo que el tiempo ha de estar perfectamente medido para no alargar el proceso y al final tener que hacer una inversión mayor que la que se preveía.

 

3. El tema de la exclusividad

Algunos optan por distribuir sus audiolibros a través de una única plataforma, sin embargo, es preferible que tanto editores como autores eviten esta opción. Es mucho más conveniente ponerlos a la venta en distintas plataformas. De este modo, por un lado, se alcanza una mayor cantidad de potenciales consumidores. Y, por otra parte, se fomenta un mercado más diverso, con múltiples tiendas, evitando la concentración en un único ecosistema, como sucedió con los ebooks. Se trata de garantizar una mayor diversidad digital y un futuro de más rentabilidad para este formato. Por tanto, se debe tener en cuenta que hay otras opciones además de Audible. De hecho, en América Latina y España, las ventas están muy fragmentadas entre diferentes tiendas: Audioteka, Audiomol, Sonolibro, Fonolibro, 24symbols, Seebook, Storytel o Bookwire, entre otras. Sólo hay que mirar detenidamente las condiciones y optar por la que más interesa. En este sentido, al margen de las clausulas económicas, también conviene tener en cuenta otras variables como la publicidad y la comunicación que van a hacer de los audiolibros.

 

Fuente: BookWorks

Imagen: © Isavira-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook6Share on LinkedIn2Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *