Chatbots y marketing one to one

Chatbots y marketing one to oneLa aparición de las redes sociales fue el paso definitivo para que el marketing personal (de persona a persona) fuera posible y cada potencial consumidor accesible.

Hoy, los chatbots suponen un nuevo paso en el marketing ‘one to one’, y ya se habla del marketing de bot a persona.

A medida que los consumidores se han lanzado a publicar en las redes sociales sus gustos y preferencias (por ejemplo de libros, autores, editoriales, etc.), las empresas se han visto en la necesidad de recoger toda esa información, convertida después en datos, para tener un perfil más real de sus consumidores y sus hábitos y poder llegar a conocerles más de manera más individual.

Ahora, las compañías que ya saben gestionar esos datos han confiado en los bots y en las herramientas de mensajería para automatizar parcialmente la gestión de dudas, consultas, recomendaciones e incluso los pedidos. El principal motivo es que pueden estar disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Otra ventaja de los bots es que, además de resolver estas cuestiones, pueden seguir recopilando datos de manera rápida y efectiva, en función de las dudas, los pedidos o las necesidades de los clientes.

De hecho, su función principal en muchos casos es más la recopilación de datos que el propio servicio. Con ello, a la vez que realizan determinadas gestiones, continúan dibujando un perfil de cada cliente. Y gracias a esta información el servicio o las recomendaciones serán cada vez mejores y más personalizadas, adaptándose aún más a ese cliente.

En estos momentos, los más rápidos, sencillos de implementar y eficientes son los bots de chat, como por ejemplo Messenger de Facebook. Una de las razones es que, al tratarse de una plataforma de conversación, constituye un ámbito habitual de contacto para muchos consumidores y, por tanto, un lugar en el que se sienten más cómodos para ese tipo de interacción. Además, como cada persona ya tiene un perfil demográfico en esta red, el bot parte de una información fundamental para dar las respuestas más adecuadas.

Las propias interacciones son importantes, porque los bots se retroalimentan de ellas. Por eso es importante elegir bien el canal.

Conviene destacar que en ningún caso esto supone una sustitución del factor humano, que sigue teniendo un papel fundamental. Entre otras cuestiones, el marketing ‘uno a uno’ no tendría toda su efectividad sin el apoyo de alguien que sepa interpretar los datos.

Fuente: Booknet Canada

Imagen: © Sdecoret-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn3Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *