Claves para hacer funcionar las landing pages de tus campañas de marketing

Las landing pages (en español, páginas de aterrizaje) pueden ser herramientas claves para convertir las visitas a nuestra web en clientes potenciales. Pero para que sea así, la landing page tiene que estar bien planteada. Por ello, nos hacemos eco de un artículo de Frank Heijdenrijk, fundador de la startup CheckoutProces, para The Next Web donde aporta algunas claves para que esta fórmula funcione en una campaña de marketing:

 

  1. Incorporar pruebas del éxito del producto o servicio con otros usuarios.

Si un lector visita la landing page de una editorial, de una librería o de cualquier empresa de servicios del sector del libro, es más fácil que se fije en la oferta que está recibiendo si ve testimonios de otros lectores manifestando su interés por una obra, su experiencia positiva con un servicio editorial, etc. Esta prueba social es uno de los aspectos más importantes del proceso de compra, porque aumenta la confianza de los visitantes de una web, lo que se traduce en una mayor tasa de conversión de las landing pages.

  1. Ofrecer información clara y precisa del producto o servicio que se ofrece al usuario.

Puede resultar tentador incluir mucha información en las landing pages que van a llegar a clientes potenciales: si no les interesa esta obra, puede que esta otra sí, etc. Pues bien, tentador o no, lo que está claro es que no es efectivo. La recomendación de Heijdenrijk es que la landing page sea precisa, que deje bien claro lo que se quiere vender y sus cualidades. Si tenemos mucha información que trasladar a nuestros visitantes, es preferible utilizar imágenes con una fuerte carga informativa o dosificarla en varias landing pages. También es recomendable optar por un diseño sencillo. Y evitar mostrar ventanas emergentes y pop-ups inútiles y que distraen.

 

  1. Medir las call to action que se hacen al usuario.

Ofrecer demasiadas opciones confunde a los usuarios sobre lo que deben hacer a continuación y no contribuye a que se genere una vinculación positiva con la marca. Es más efectivo ir mostrando paso a paso qué acción se requiere para ir al siguiente punto: registro, envío del correo electrónico, etc. Uno a uno y de una manera bien ordenada. Nuestros cerebros están diseñados para ir a la opción más clara. Por ello, una llamada a la acción concreta y clara sumará leads.

  1. Ofrecer toda la información importante al principio del proceso.

Por ejemplo, si para disfrutar de unos días de prueba de un servicio de lectura digital en línea el usuario tiene que aportar datos bancarios, es conveniente informarle cuanto antes. Ocultar de primeras este tipo de requisitos provoca grandes índices de deserción y reduce significativamente las tasas de conversión. Un usuario puede, incluso, sentirse estafado cuando se le pide más adelante información personal que no sabía que tendría que aportar. Si estas informaciones se contraindican con el punto 2, la recomendación de Heijdenrijk es añadir un botón de “Más información”.

 

Heijdenrijk recomienda, además, utilizar diferentes landing pages para cada campaña, puesto que los visitantes aumentan la tasa de conversión si ésta responde a sus expectativas. Y también analizar las conversiones. En lugar de centrarse exclusivamente en aumentar la cantidad de conversiones, conviene observar qué tipo de conversiones se están recibiendo realmente para tener una mejor visión general y realizar los ajustes oportunos para aumentar la tasa de retención.

Fuente: The Next Web.

Imagen: © Andrey Popov-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook4Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *