Cómo pueden los autores sacar mayor partido a Instagram

 sacar partido a InstagramInstagram parece una herramienta sencilla pero, como muchas otras, conviene conocer ciertos aspectos de ella que hay que cumplir mínimamente para usarla de manera eficaz, incluso ayudándose de otras aplicaciones que mejoran su uso.

Su uso comienza a generalizarse en el sector editorial (lo cual es normal si tenemos en cuenta que su crecimiento ha superado a Facebook, Twitter y Pinterest en los últimos años), pero no es lo mismo hablar de una cuenta gestionada por una editorial que de una perteneciente a un autor.

En este segundo caso, el perfil de Instagram tiene que reflejar la personalidad del autor, del mismo modo que se puede hacer en Snapchat, pero con particularidades diferentes. También hay que tener en cuenta que los usuarios de esta red social para compartir imágenes y vídeo la utilizan diariamente. Hasta el 32% de todos los usuarios de Internet usan Instagram. Hablamos de unos 500 millones de usuarios, todos activos.

Para comenzar, conviene usar una imagen de perfil reconocible por los lectores. Del mismo modo, el nombre de usuario tiene que ser el que aparece en las cubiertas de los libros (hay escritores que usan un nombre diferente o con algún cambio con respecto al que tienen en el DNI).

En el caso de la biografía, como la app la restringe a 150 caracteres, hay que ser preciso. También se debe añadir la dirección web del autor. Es importante a su vez marcar la casilla de ‘cuentas similares’ para que Instagram sugiera usuarios a quien seguir, y viceversa.
Es importante ser activo y añadir imágenes pensando en el interés de los seguidores, que en muchos casos serán ya lectores y en otros serán potenciales lectores. Publicar espacios privados o íntimos o lugares que se considera de una belleza especial suele resultar efectivo.

No conviene sincronizar las publicaciones con Twitter, puesto que sólo se ve un link y se pierden visitas. En cambio, sí es efectivo hacerlo con Facebook, ya que se ven directamente las imágenes en el muro.

También es importante saber los horarios de más frecuencia de tráfico en Instagram. En España, las mejores son a partir de las 15hrs. y de las 21hrs. Los fines de semana esta norma varía. En cualquier caso, siempre es interesante probar para conectar mejor con las audiencias propias. Por otra parte, si ya se tiene una frecuencia de publicación es posible que los seguidores lo tengan en cuenta.

Hay que conocer otras funcionalidades, como las Stories (casi idénticas a las de Snapchat), que son vídeos o fotos temporales, o Boomerangs, que consisten en una ráfaga de 20 fotos que luego Instagram acelera hacia adelante y hacia atrás para crear un vídeo en bucle.

Por último, también conviene saber que se pueden usar otras aplicaciones para complementar o mejorar el uso de Instagram. Una de ellas es Onlypult, con la que es posible subir imágenes y vídeos desde el ordenador, sin la app, y que, además, ofrece análisis de datos como otras redes sociales. LaterThis también facilita subir las imágenes desde el ordenador, así como programar las entradas o administrar varias cuentas si tiene más de una. Otra opción para programar publicaciones es BufferCon.

Si os apetece, podéis probad y contadnos cómo ha ido.

Fuente: The Creative Pen

Imagen: ©BillionPhotos.com-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook9Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *