Cyberbullying en el sector del libro

El poder prescriptor de la Red es muy potente. Espacios de comunicación como las redes sociales pueden hacer viral cualquier contenido, pero también pueden hundir una propuesta si una comunidad de usuarios se alía.

En el mundo del libro, hemos visto cómo las redes sociales de lectores han convertido una obra en un bestseller. Recordemos el caso de After de Anna Todd en Wattpad. Pero también hay ejemplos en los que los miembros de una comunidad han sometido a una obra a una campaña de acoso y derribo.

Las plataformas han tomado medidas para que este tipo de casos se produzcan de forma lícita, pero no siempre lo consiguen. Y el fenómeno del cyberbulling lleva tiempo haciéndose hueco en el sector editorial.

Las reacciones a este tipo de situaciones son muy variadas. Algunos autores alzan la voz y las denuncian, pero, cuando este tipo de acoso virtual está liderado por grupos organizados, son muchos los que deciden hacerse a un lado para evitar más daños en su imagen o en el posicionamiento de su obra.

En consecuencia estos grupos consiguen que muchos escritores abandonen algunas redes sociales de lectores y plataformas de venta, precisamente después de sufrir críticas personales injustificadas y valoraciones negativas sin fundamento de sus obras.

Esto puede ser nefasto para autores noveles que están dando sus primeros pasos en el sector y que han conseguido cierta visibilidad, porque sus títulos corren el riesgo de quedar relegados de los listados de recomendaciones en los que pudieran estar incorporados.

Como comenta Anne R. Allen en su blog, el cyberbulling en el sector editorial también se produce cuando desde estos grupos organizados se apoya un lanzamiento editorial concreto. Si algún autor, que no está de acuerdo con sus valoraciones, lo pone de manifiesto de forma pública, se expone a recibir mensajes de acoso.

Como comentábamos, desde las redes y plataformas se están tomando medidas de control para evitar los casos de acoso. No obstante, este tipo de situaciones se siguen produciendo de forma recurrente. Y algunos autores, como Anne R. Allen, consideran que sacarlos a la palestra puede ayudar a combatirlos.

Por ello, desde este espacio nos hacemos eco de estas situaciones y manifestamos nuestro deseo de que las medidas que se están implementando y la concienciación social resulten lo más efectivas posible, para evitar que carreras literarias en ciernes o consolidadas sufran ningún tipo de campaña de descrédito.

Fuente: Anne R. Allen’s Blog… with Ruth Harris.

Imagen: © weerapat1003-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook10Share on LinkedIn2Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *