El impacto del crowdfunding en el sector editorial

El nuevo ecosistema digital ha dado lugar al surgimiento y al auge de fenómenos como el crowdfunding, un concepto que ha ido abriéndose camino en el sector cultural para financiar esfuerzos e iniciativas de personas u organizaciones, y que, si bien ha motivado un intenso debate, también ha aportado frescura al mundo editorial.

La idea de crowdfunding como modelo de negocio en el sector editorial ha dado bastantes frutos. Desde el caso de Rich Burlew, un autor e ilustrador de web-cómics que recaudó algo más de 1 millón de euros de sus fans para hacer una edición impresa de sus obras, al caso de Nina LaCour, la escritora de literatura juvenil que se planteó ir más allá y hacer una adaptación cinematográfica de su primera novela Hold Still; o el caso del español Garrido Barroso y su cómic Sólo.

La red permite a los creadores encontrar apoyo financiero sólido en cualquier parte del mundo; una necesidad que no sólo está moviendo a autores anónimos que buscan con sus proyectos abrirse un hueco en el mundo de la cultura, sino que se está abriendo a empresas que piden a sus clientes que se impliquen de una u otra forma en sus proyectos.

Ejemplo de ello son algunas revistas culturales como The White Review, BOMB McSweeney’s y Guernica, entre otras, que han decidido recurrir a la sabiduría del público para sus publicaciones. Más allá del apoyo financiero, el valor que estas empresas encuentran en la puesta en marcha de estos proyectos de crowdfunding es potenciar el consumo activo de sus contenidos, que el lector tome parte en la toma de decisiones.

En el crowdfunding cabe distinguir entre dos categorías. Por un lado, las que buscan retorno financiero convencional; y, por otro, captaciones de fondos cuyo retorno tiene un carácter más sentimental, emocional. En este segundo grupo se sitúa, por ejemplo, la propuesta de McSweeney’s con la que los lectores tuvieron la oportunidad de cartearse (vía eMail) con uno de sus autores estrella e, incluso, quedar a tomar algo con otro de ellos.

Podéis ampliar la información de estas y otras iniciativas afines en este enlace.

Imagen: © Venimo-Fotolia

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *