Escribir memorias en el caso de autores independientes

Escribir memorias autores independientesAlgunos autores que han decidido publicar por su cuenta y riesgo lo hacen porque quieren lanzar una biografía familiar o también una autobiografía. La cuestión es cómo hacer para que la autobiografía de un autor desconocido interese a los lectores.

No hay que olvidar que este es un género más y que algunos autores hoy reconocidos comenzaron narrando el relato de su vida, a veces de una forma más novelada que biográfica, pero sin dejar de presentar una historia personal.

No obstante, es importante diferenciar entre biografía y memorias.

En la biografía se suele seguir el orden cronológico de la trayectoria vital del autor, sobre todo con las experiencias propias según recuerdos y vivencias personales.

Por el contrario, las memorias tienen un carácter menos rígido, permitiéndose ir adelante y atrás en el tiempo o fijándose en una época concreta. Además, por lo general, se narran de una forma más íntima, con pensamientos y reflexiones sobre los hechos narrados.

En el caso de querer ser fieles a las vivencias y recuerdos propios e incluir anécdotas que puedan ser interesantes para el lector, se puede comenzar pidiendo a familiares cercanos y viejos amigos recuerdos de la vida en común. Esto ayudará a enriquecer el resultado final, ya que la memoria, como se sabe, es selectiva y se suele detener en momentos fijos y recurrentes.

También es importante saber escribir desde la perspectiva de un lector, no del autor. Es decir, pensando si lo que se está contando está contado de la manera correcta o si puede ser interesante para alguien que no sabe nada sobre la vida del escritor. Por eso es importante saber controlar un ritmo adecuado durante todo el relato y evitar juntar todas las mejores anécdotas, porque son las primeras que vienen a la cabeza, para después pasar a exponer cosas menos sugerentes para el lector.

Lo fundamental, en cualquier caso, es saber imprimir al relato el tono y la voz adecuados. Además de la disciplina necesaria para cualquier ejercicio de escritura, el enfoque debe ser claro y el relato general ha de estar bien estructurado, sobre todo para alguien de quien no se sabe nada. En este sentido, la ventaja de los autores conocidos es que a menudo bastantes aspectos de su vida ya son públicos, lo que les permite ser, si quieren, menos rigurosos con la estructura, ya que los lectores les leen por quiénes son y por cómo escriben.

Una vez escrito el relato,  ya sólo queda revisarlo, corregirlo y ponerlo a disposición de los lectores siguiendo los pasos de los que hemos hablado en otras ocasiones: mostrar píldoras del texto en un blog o en los perfiles de redes sociales, dárselo a leer y comentar a lectores beta de confianza, buscar posibles “influenciadores” y esperar a que el boca a boca despierte interés por el libro.

Fuente: The Creative Pen

Imagen: © Jayophotographer-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook1Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *