6 habilidades básicas para los autores de hoy

habilidades básicas autoresAunque hay autores que se limitan a escribir su manuscrito y enviarlo (algunos todavía con máquina de escribir), hoy en día existen una serie de habilidades tecnológicas que pueden hacer su trabajo creativo más sencillo, para ellos y para los editores.

Sin entrar en herramientas de gran complejidad, y centrándonos en el propio proceso de escritura y edición, así como para trabajar mano a mano con el editor, hay una serie de habilidades técnicas que simplifican y mejoran la labor de escritor, sea del género que sea. Estas seis habilidades son:

 

  1. Función de ‘Estilos’ del procesador de textos: tener un manuscrito lo más limpio posible ayuda en los procesos de edición, sobre todo en ahorro de tiempo. Todo lo que se escribe, se marca o se borra, así como los cambios de fuentes, espacios, etc., deja rastro. Además, si se trata de un autor independiente, lo tendrá más fácil para convertir en formato digital.

 

2. Función de ‘control de cambios’ en el procesador de textos: Hay varias herramientas, incluido el propio Word, que permiten ver los cambios en el texto. Con ello se puede tener un control de los añadidos, quitados, señalados en el texto para que autor y editor los puedan ver.

 

3. Creación de archivos PDF: sobre todo para manuscritos y autores que quieran imprimir su libro bajo demanda, saber pasar el documento a formato PDF es fundamental. También en aquellos casos en los que se quiera permitir la descarga de un capítulo o varios del libro como reclamo para su venta. Incluso acompañando a boletines de prensa vía web o por email. Hay herramientas online, pero Word también ofrece esta opción.

 

4. Software de manipulación de imágenes: para autores que quieran incluir imágenes, programas como Photoshop o similares son de gran ayuda. Más allá de cambiar el tamaño o el peso, es posible que muchas veces se quiera retocar una imagen para que tenga la mejor calidad posible. También para tener presente que la imagen se verá diferente en formato digital o impreso.

 

5. Compartir documentos online: todo lo referente al libro (manuscrito, fotos, archivos adjuntos) puede ser enviado. Sin embargo, las limitaciones de peso o los antispam pueden hacer que el email no sea la mejor opción. Herramientas como WeTransfer, Google Drive o DropBox son buenas opciones para sustituir al correo electrónico.

 

6. Comunicación online: el teléfono a veces no es suficiente para hablar sobre un manuscrito. Herramientas como Skype o Google Hangouts permiten que, a la vez que se habla, se puedan enviar imágenes, capturas de pantalla, pruebas, etc. Además, su uso se extiende al momento en que alguien quiera entrevistar al autor o que ofrezca una conferencia a distancia. Un uso cada vez más común.

 

Fuente: BookWorks.

Imagen: © BillionPhotos.com-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn4Tweet about this on TwitterShare on Google+1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *