La importancia de conocer los hábitos digitales de los lectores

Ya hemos hablado en alguna ocasión sobre la importancia de conocer los hábitos de los lectores y saber interpretar los datos que nos dejan.

Stéphanie Vecchione, consultora y experta en redes sociales y estrategia web señalaba hace unos días en Actualitté los 5 motivos por los cuales es importante conocer los hábitos digitales de los lectores, que pasamos a resumir aquí.

La mayor parte de la transformación digital está sucediendo del lado de los lectores.

Más allá del formato, la lectura se ha convertido en algo social. Las redes sociales son canales donde los lectores comparten sus lecturas, opiniones, discusiones, etc. Se han convertido en un círculo de influencia online que hay que conocer.

Los actores más influyentes (“influencers”) pueden potenciar las ventas.

Si bien las redes sociales no tienen efecto directo sobre las ventas, los influencers sí lo pueden tener ya que se muestran como una autoridad autónoma para muchos fieles seguidores, más que la propia marca, sello o editorial. Estos muestran mayores tasas de participación en los perfiles de estos influenciadores que en los de la editorial. El valor de la comunidad también es importante en este punto.

El conocimiento que nos da de los lectores.

Si bien no se puede cuantificar los criterios que influyen en la compra de un libro, el comportamiento y hábitos de los lectores online sí puede ayudar a entenderlos mejor. Un estudio cualitativo de las comunidades de lectores, sus usos, sus patrones de recomendación, su influencia, su cultura común pueden dar indicadores muy fiables de lo que gusta o no gusta a los lectores de un determinado nicho.

Conocer las comunidades de lectores y comportarse como una de ellas.

Como hemos señalado en otros posts, hay que saber adaptarse a cada medio o canal, a su realidad. Las redes sociales o comunidades online son espacios para compartir experiencias y opiniones, no para la promoción directa. Se puede aprender mucho de cómo se comportan los lectores en estos espacios para posteriores acciones de comunicación que establezcan una mejor relación, casi emocional, con los potenciales lectores.

Saber construir relaciones.

Este es el verdadero reto de la comunicación online y muy relacionado con el punto anterior. Hay que saber generar debates a través de una experiencia relacional implementando nuevas estrategias basadas en el diálogo con estas comunidades.

Estas son algunas pautas para empezar a explorar los hábitos digitales de los lectores que pueden permitir observar los vínculos que se tejen alrededor del libro.

Fuente: Actualitté

Imagen: © Paolese-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook5Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *