Infografías para promocionar libros

Infografías para promocionar librosEn los últimos años, las infografías se han posicionado como un elemento visual con mucho éxito, tanto para ofrecer datos de manera clara, concisa, gráfica y original, como para su uso en la estrategia de marketing de contenidos.

Como tal, puede ser una eficaz herramienta para la promoción de libros y autores en el sector editorial.  No obstante, antes de lanzarse a crear una infografía, conviene saber a qué público objetivo va a ir dirigida y con qué intenciones se va a desarrollar. Como ya hemos contado en este blog, tanto editores como autores tienen diversos medios para conocer a su público según las capacidades de unos y otros: web, captación de registros, blogs, redes sociales, big data, etc.

Una vez que se sabe cuál es el público objetivo (por ejemplo, lectores de novela romántica, de arte contemporáneo, de tecnología, etc.), habrá que identificar los canales donde se va a compartir la infografía. Conviene tener en cuenta que una infografía no tiene por qué estar siempre relacionada directamente con un libro, también puede ofrecer datos de manera contextual sobre el tema de que se trata, por ejemplo.

La infografía se suele alimentar de datos, por eso es importante que el primer paso sea la búsqueda de las cifras que se van a representar gráficamente. Es importante que, una vez que se hayan recopilado todos los datos y la información, se sepan destacar los principales y desechar aquellos que no sean del todo necesarios. Conviene no recargar la infografía. Si no se tiene experiencia en el diseño o no se cuenta con un equipo de diseñadores, siempre hay sitios web donde se ofrecen las herramientas para poder comenzar a hacerlas uno mismo.

También es interesante adaptar el tamaño de la infografía a los diferentes canales donde va a ser compartida: Facebook, Twitter,  InstagramPinterest, etc. Cada una invita a una imagen diferente. Por ejemplo, en Twitter conviene compartir partes de la infografía junto a un enlace a la imagen completa, mientras que en Pinterest se puede compartir entera ya que se puede ampliar la imagen sin dificultad.

Por supuesto, la infografía también se puede alojar en la web o blog del autor, así como enviarse a los usuarios suscritos a una base de datos, siempre y cuando se haya hecho la segmentación adecuada de público a la que va dirigida.

Por último, no hay que olvidarse de añadir en la infografía todo lo relevante: enlaces a la dirección web o blog, perfiles o páginas en redes sociales, descripción breve del autor y referencia para la que se ha ideado la infografía. Todo con un encabezado atractivo y un título directo y conciso.

Fuente: The Creative Penn

Imagen: © Abert84-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook17Share on LinkedIn2Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *