La autoedición se generaliza en el sector

La autoedición se está convirtiendo en un fenómeno generalizado. De hecho, ha pasado de ser minoritario a suponer un verdadero modelo de negocio, también para las editoriales.

En un breve repaso de la evolución de la autoedición, Dougal Shaw nos recuerda cómo ha pasado a ser la salida propicia para “vanidosos” que querían ver su obra impresa, autores rechazados por editoriales o escritores cuyas obras no encajaban en ningún plan editorial.

Finalmente, la llegada del libro digital –en muchas ocasiones unida a una buena gestión de las redes sociales- ha disparado el crecimiento de los libros autoeditados. Con ello, se ha pasado de lo amateur a lo profesional, gracias a plataformas online y, después, con la implicación de importantes editoriales tradicionales.

No obstante, a pesar de lo que parece, autoeditarse no siempre es sencillo. Sobre todo si se quiere tomar en serio. De ahí el éxito de las plataformas que no se limitan a poner la tecnología al alcance de los usuarios, sino que también asesoran y dan todo tipo de servicios a los escritores en ciernes: marketing y promoción, diseño de cubiertas, maquetación, edición, corrección, edición de estilo, distribución, etc. En estos casos, el margen de beneficio para el autor se ve reducido por esos costes adicionales.

No obstante, el principal problema no parece estar tanto en los márgenes de beneficios como en la capacidad de llegar a los potenciales lectores. A medida que la autoedición crece (el año pasado pasó de los 510 a 600 millones de dólares de beneficios, y esta tendencia va en aumento), la visibilidad se hace más complicada.

Teniendo todo esto en cuenta, es muy posible que aquellos –editoriales, plataformas o empresas tecnológicas- que tengan y ofrezcan los medios para conseguir una mayor visibilidad y presencia a estos autores tendrán alguna ventaja competitiva sobre el resto.

Fuente: BBC

Imagen: © Eisenhans-Fotolia

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *