La importancia de la marca en el sector editorial

la importancia de la marcaAunque para algunos parece una evidencia que las editoriales también deben construir su imagen de marca, todavía hay quien piensa que no es tan necesario. Algunos opinan que, del mismo modo que lo fundamental de un libro es lo escrito, lo importante de una editorial son sus autores y, por tanto, tener imagen de marca no es fundamental o no tiene tanta relevancia.

No obstante, como en cualquier negocio que requiere una parte importante de marketing, la marca es fundamental para que una editorial sea reconocida. En cualquier tratado o máster de edición podemos encontrar un apartado donde se dan pautas para construir la imagen de marca de una editorial, por pequeña que sea, que la caracterice y la diferencie de la demás.

Es cierto que los autores también hacen marca. De hecho, muchos de ellos sienten que sus libros están mejor en un determinado sello porque se identifican más con los libros que publican, bien sea por compartir género, autores que les gustan, calidad editorial, fondo editorial, nicho, etc. Esto también forma parte de la construcción de la marca.

Muchos lectores rigen sus preferencias por el nombre de una editorial, porque saben que publican autores que les gustan, porque tienen la calidad que consideran oportuna para sus gustos, etc. Disponer de una imagen de marca supone tener un camino avanzado en la visibilidad de un libro, del mismo modo que para algunos autores es un reconocimiento ser publicado por una determinada editorial.

La imagen de marca importa aún más si pensamos en los lectores más jóvenes, que tienen una mayor relación con el concepto marca en todo lo que atañe a sus preferencias de gustos y compras. Pero incluso desde una perspectiva más clásica, también en el mundo de las publicaciones en revistas incluso académicas o universitarias, unas editoriales tienen mayor prestigio que otras.

Son pocos los autores que pueden ser considerados como marcas en sí mismos, pero incluso en esos casos, ser publicado por una editorial que ya tiene su imagen consolidada o por otra que apenas está comenzado a hacerlo puede influir en sus ventas, aunque sea sólo por su capacidad de distribución y marketing.

Esto no quiere decir que sólo las grandes editoriales pueden ser identificadas con la marca, sino que incluso para la más pequeña es importante tener este aspecto en cuenta a la hora de diseñar su estrategia de negocio. Ni el prestigio que se tenga, ni sólo los autores son suficientes.

La marca es información, un dato más a tener en cuenta, sobre todo en un mundo cada vez más vinculado a las ventas online y a la visibilidad.
Fuente: The Scholarly Kitchen

Imagen: © Artur Marciniec-Fotolia

 

(Visitada 222 veces, 1 visitas hoy)
Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *