La importancia de las habilidades sociales en el negocio editorial

La digitalización es un proceso que está afectando de forma progresiva a las empresas del sector editorial. En las fases iniciales resultó de gran utilidad para facilitar determinadas tareas de carácter técnico y de gestión, pero cuando empezamos a oír hablar de robots periodistas y de robots autores, podríamos plantearnos qué tipo de trabajos dentro de la cadena de valor del libro van a quedar para las personas.

Pues bien, según un estudio de NBER, serán aquellos que requieran de mayores habilidades sociales, algo que está resultando muy difícil de automatizar. Según el citado informe, en EE. UU. se ha producido desde los 80 un crecimiento exponencial de los trabajos que requieren de destrezas sociales (lo cual no implica que no se valoren también otras aptitudes).

El informe muestra además que las habilidades sociales se valoran en todos los puestos de una estructura empresarial, independientemente de la categoría o el salario; así como que los trabajos que no requieren de estas habilidades son los más susceptibles de automatización.

Algunos de los aspectos diferenciales del ser humano frente a las máquinas (al menos por el momento) son la interacción social, la flexibilidad, la capacidad de adaptación. En estructuras en las que se trabaja en equipo estas cualidades son claves para mejorar la productividad.

Aunque el modelo presentado por David Deming, profesor asociado de Harvard Graduate School of Education, es todavía conceptual, puede dar una idea de la importancia que las habilidades sociales pueden adquirir en los diferentes sectores, también el editorial.

Fuente: Harvard Business Review.

Imagen: ©Rawpixel.com-Fotolia

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *