Maneras de cultivar el hábito de lectura

Maneras de cultivar el hábito de lecturaParece que no hay fórmulas definitivas para cultivar el hábito de lectura. Para lectores primerizos, que quieren sumarse al placer de la lectura pero que todavía no terminan de coger el hábito, aquí van algunos consejos:

  • Ponerse horarios: tomarse un tiempo para leer, siempre, por ejemplo, después de comer o/y antes de acostarse. Se puede comenzar por leer de menos a más páginas o minutos. Preferiblemente conviene hacerlo en un momento y lugar tranquilos, de forma placentera y cómoda.

 

  • Llevar siempre un libro: ir a todos los lados con un libro también ayuda. En el metro, tren o autobús, en la consulta del médico… En todos esos lugares donde el tiempo pasa mientras se espera para hacer algo un libro se convierte en la mejor compañía.

 

  • Hacer una lista de todos los libros que se quieren leer y ponerse una meta de número de lecturas por mes o año. Se puede actualizar constantemente con nuevas lecturas. También enviando links al email con libros de interés para tener siempre la lectura presente. Incluso se puede llevar un registro de las lecturas hechas, con fechas, notas, pensamientos.

 

  • Reducir el tiempo delante de la televisión e Internet. Aunque para algunos pueda resultar difícil, cada minuto que se les resta tiempo a estos medios, se gana en tiempo de lectura y, por tanto, se construye un hábito.

 

  • Leer en familia. Si se tienen hijos, leerles en alto les ayudará a crear costumbre en ellos, a la vez que a asentarla en uno mismo.

 

  • Ir a librerías de libros usados o bibliotecas. Aparte de un posible ahorro, pasar tiempo en librerías de libros de segunda mano, rodeado de libros desordenados, sin saber qué podemos encontrar es muy satisfactorio. Del mismo modo, se pueden visitar bibliotecas. Puede ser interesante incluso ponerse un día de la semana para visitarlas.

 

  • Leer libros divertidos. Si todavía no se tiene un tipo de lectura afín, una buena forma de alimentar el hábito es leer libros divertidos y de tono desenfadado. Hay obras de grandes autores que no buscan otra cosa que el entretenimiento que también son de más fácil lectura. El momento de lectura siempre se tiene que asociar con el placer y el disfrute, no con la obligación.

 

  • Hacer un blog: Crear un blog donde comentar las lecturas, sugerir otros, debatir en los comentarios, seguir otros blogs de libros, son buenos alicientes para seguir leyendo.

 

Fuente: LifeHack

Imagen: © yossarian6-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook2Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *