El modelo de ‘acceso inclusivo’ para las editoriales académicas

acceso inclusivoUna de las partes del sector editorial que más atenta está a la transformación digital es la edición educativa y académica. En su búsqueda por integrarse en un nuevo modelo, algunas editoriales han comenzado a crear no sólo contenidos digitales, sino también plataformas educativas, recursos online, apps móviles, etc.

Es cierto que el libro de texto o los libros académicos siguen siendo los protagonistas de toda formación escolar o universitaria. Sin embargo, los contenidos digitales son un recurso cada vez más usado por los estudiantes de cualquier grado, de modo que compaginar el libro de texto con una buena fuente o con acceso al conocimiento en formato digital de calidad obliga a repensar el modelo de texto y formato único.

Si bien el sistema de libros académicos en Estados Unidos es diferente al que conocemos aquí, sobre todo para la universidad, resulta interesante ver cómo en aquel país el interés de las editoriales en la búsqueda de un modelo de negocio nuevo, que sea sobre todo beneficioso y asumible en gastos para los estudiantes, se está centrando en el llamado ‘acceso inclusivo’.

Este modelo se basa en la edición de libros de texto en formato digital que no sólo incluyen la parte del texto, sino también otros materiales como plataformas educativas interactivas online y otros recursos digitales. Bajo este sistema los estudiantes pueden acceder a todo el contenido de manera unitaria y en conjunto, es decir, con el mismo contenido para todos, lo que hace más asumible el costo. Así, por ejemplo, una misma clase compraría todo el contenido de la materia o asignatura mediante el pago de una cuota, similar a la suscripción o pago por acceso.

Esta es una de las formas de implementar un modelo de ‘acceso inclusivo’, aunque los editores estudian diversas maneras de llevarlo a cabo, como incluir descuentos, añadir un volumen impreso de apoyo, etc.

La ventaja de este modelo, además de garantizar una formación unitaria y más accesible a todos los bolsillos, es que los profesores pueden usar la plataforma para seguir la evolución de sus alumnos, incluso interactuar con ellos y evaluarles. Por otra parte, los datos obtenidos a través de la plataforma y de los otros recursos digitales ayudan a la editorial a mejorar las futuras versiones.

¿Pensáis que es un modelo exportable a España?

Fuente: Inside Higher Education

Imagen: © Marc-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn6Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *