Cómo monetizar los contenidos en vídeo

Se habla mucho de las ventajas del vídeo, pero, como en otros canales y medios, un factor importante es la forma de monetizar tales contenidos en el sector de las publicaciones y editorial.

Un modo natural es el de los anuncios. Este segmento ha sido el único que ha crecido durante el año pasado en publicidad digital. En parte gracias a que su público es cada vez mayor (con relación al incremento de los contenidos consumidos en vídeo) y a que se ha demostrado que el retorno de inversión de publicidad en este formato es relativamente alto.

Hay cuatro consideraciones a tener en cuenta a la hora de pensar en los anuncios en vídeo como una fuente de ingresos.

 

  • El vídeo en directo (o streaming). Está siendo uno de los factores claves del crecimiento del contenido en vídeo. Los eventos en vivo suelen congregar a un público más comprometido de lo habitual, aunque a veces sea una audiencia más limitada. Una buena integración de publicidad de manera contextual puede dar unos resultados sorprendentes.

 

  • Pluralidad de formatos. Los vídeos han evolucionado en diferentes formatos. Desde YouTube, pasando por el mencionado streaming, los desarrolladores de este medio han logrado introducir novedades que han hecho del vídeo algo más dinámico y atractivo. Uno de estos ejemplos es el vídeo en 360 grados. Todas las plataformas ya se han adaptado e incluso están creando sus propias herramientas de edición, como Facebook y Vimeo. Este formato fomenta la creatividad tanto para contenidos originales como para anunciantes, y tiene muy buenos resultados en número de visionados.

 

  • Contratar a profesionales. No siempre se tiene la experiencia suficiente para producir vídeos, y menos aún en formatos emergentes de reciente creación como los anteriores. Las marcas, y los editores también, agradecerán la inversión en empresas profesionales, aunque el gasto sea mayor.

 

  • Monetización directa. Las empresas y plataformas profesionales que ofrecen sus servicios tanto a marcas como a editores para monetizar los contenidos en vídeo no paran de crecer. Aparte de los anuncios previos en los vídeos de YouTube, hay otras formas de lograr ingresos por publicidad a través de plataformas profesionales que segmentan y contextualizan los mensajes. Por otra parte, los ingresos también pueden venir por los suscriptores: Vimeo ofrece un 90% de ingresos para los creadores que generen suscripciones. Otras plataformas, como Twitch, permiten a los creadores monetizar a través de donaciones de sus usuarios.

 

A partir de ahora se prevé un buen futuro para la publicidad en vídeo, siempre que se sepa adaptar a este variado ecosistema y a los hábitos de cada audiencia.

Fuente: The Media Briefing

Imagen: © Konstantin Yuganov-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook5Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *