Nuevas herramientas para la narración digital

narración digitalLas narraciones digitales son, en muchos casos, traslaciones de contenidos editoriales a formato digital. Pero también hay propuestas y herramientas que pretenden sacar partido de las posibilidades que ofrece la tecnología para la creación contenidos que proporcionen experiencias de lectura enriquecida.

Un ejemplo reciente es Flook, la primera plataforma que permite una narración multimedia en la que el autor cuenta su historia con texto, imagen y sonido, y que, además, ofrece al lector la posibilidad de personalizar dicha historia añadiendo sus propios contenidos. El objetivo es facilitar a los usuarios que vivan las historias en primera persona y, además, compartirlas e, incluso, regalarlas.

El bestseller de literatura juvenil Federico Moccia ha sido el primer autor en participar de esta experiencia, con el relato multimedia “Babi y yo”, en el que incorpora las imágenes y la banda sonora de las películas que han surgido de sus relatos. En “Babi y yo”, Moccia recupera a Step, protagonista de A tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, para que reflexione sobre su relación con Babi y sobre el amor en general. Y gracias a Flook, el lector podrá entrar en la historia y personalizarla.

Sin duda, una propuesta sugerente que puede calar entre los muchos seguidores de estas historias. Pero que, además, servirá al autor para preparar el lanzamiento de Tres veces tú, la secuela de esta saga que llegará a las librerías en enero de 2017. Lo que convierte a este servicio de lectura y creación literaria en una herramienta de marketing, que estará al servicio de autores renombrados, pero también de blogueros, youtubers y narradores de historias multimedia, en general, así como de los editores.

Flook es una iniciativa de la startup italiana Leggera, y su servicio puede disfrutarse vía web o app en distintos dispositivos (ordenadores, smartphones, tablets), tanto online como offline. Una vez registrado, el usuario puede descargar la historia y personalizarla con música, imágenes e, incluso, texto, siguiendo las indicaciones del autor. Cada flook es único y personal, y no puede ser visto ni modificado por nadie a no ser que su creador lo permita.

Imagen: © Antonioguillem-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook1Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *