Por qué están en auge las suscripciones a periódicos

Por qué están en auge las suscripciones a periódicosUn reciente estudio de Nielsen Scarborough anunciaba que más de 169 millones de adultos estadounidenses leen periódicos cada mes, en papel, en línea o a través del móvil. Lo que constituye casi un 70% de la población.

El New York Times consiguió 130.000 nuevos suscriptores el pasado mes de noviembre, diez veces su tasa de crecimiento promedio mensual. Las suscripciones en The Wall Street Journal subieron un 300%, las de LA Times aumentaron un 61% y Vanity Fair consiguió 13.000 nuevas suscripciones en un día. Además, el ahora rentable Washington Post está contratando a sesenta nuevos escritores.

La prensa parece estar viviendo un resurgimiento. Pero, ¿por qué funcionan las suscripciones en los servicios de contenido basados en modelos de negocio como la publicidad? Hay varias razones, pero el triste estado de la publicidad en línea parece ser la más importante.

Los lectores cada vez sienten más aversión hacia los anuncios. Más de 80 millones de estadounidenses utilizarán bloqueadores de anuncios este año, lo que costará a los medios digitales alrededor de 10.000 millones de dólares en ingresos. Y a pesar de que toda la industria de los medios de comunicación habla sobre la “publicidad nativa” relevante (aquella que respeta siempre el formato y estilo de los contenidos editoriales del medio), la mayoría utiliza ventanas emergentes. Así, muchos editores están utilizando la ausencia completa de publicidad como una forma de incentivar las suscripciones pagadas.

Además, como comenta Tien Tzuo en este artículo para TechCrunch, hay una nueva generación de consumidores que se sienten cómodos suscribiéndose a servicios -Spotify, Netflix, etc.-, siempre que se mantengan actualizados y enfocados y que sean relevantes. Con la ventaja añadida de que los servicios de suscripción que tienen éxito pueden aprovechar su previsión de ingresos para mantenerse centrados en sus audiencias, crear nuevos rasgos distintivos, etc.

Por tanto, parece que, aunque se mantenga el modelo de publicidad, la meta estratégica de muchos editores de noticias es convertir los anuncios en una fuente secundaria de rendimientos. Los ingresos de los lectores, si están respaldados por suficientes contenidos de alta calidad y buenos productos digitales, son presumiblemente mucho más estables que los de la publicidad. Una realidad que también puede ser aplicable al contexto editorial, aunque sean con cifras más modestas.

Fuente: TechCrunch.

Imagen: © Andrey Popov-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook7Share on LinkedIn3Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *