Posibilidades del modelo colaborativo en el sector editorial

Social Network BlackboardSin duda, uno de los modelos de negocio que está teniendo un mayor auge en muchos sectores es el de la economía colaborativa, que se basa sobre todo en la economía del compartir.

Como señalábamos en el estudio sobre la ‘Evolución de los modelos de negocio en la era digital’, los ingresos de este nuevo modelo de economía podrían alcanzar 335 mil millones de dólares en 2025, frente a los 15 millones de dólares de la actualidad. En este mismo blog hemos visto ejemplos de modelos transversales de economía colaborativa como Tagspire, en la que los usuarios son recompensados por compartir el contenido de otros, o The Hunt, plataforma en la que se ayudan a encontrar aquello que otros buscan, incluso libros.

Chris Twyman, en un artículo reciente en Publishers Weekly, analiza las posibilidades de este modelo en el sector editorial. Y señala que es una actividad que no se puede obviar, dado el creciente número de iniciativas, interés y niveles de participación que suscita.

La digitalización ha favorecido, recuerda Twyman, la automatización de procesos editoriales y, a la vez, la transformación de los modos de distribución. Con ello, el gran auge de otro modelo, el de la autoedición, ha puesto en evidencia el cambio de un ecosistema en el que los contenidos surgen de los propios creadores. Así, algunos autores –y editoriales- han apostado por el crowdfunding para hacer realidad sus historias, contando de esta forma con la participación de los potenciales lectores.

Algunos incluso han permitido que sean los lectores los que comenten, continúen las historias o hagan sugerencias de evolución en el argumento de sus obras. También hay casos de narraciones online a varias manos, ejemplos en los que algunas editoriales pueden comenzar a poner interés, con la ventaja de conocer ya los niveles de éxito y de contar con una comunidad de generadores de historias y de lectores fieles.

Así, el modelo colaborativo que suele darse en el ámbito académico dentro del sector editorial parece que puede comenzar a generalizarse en un momento en el que todas las posibilidades creativas y de distribución (lo transmedia y lo multicanal, por ejemplo) son posibles y el interés por participar en ellas aumenta por días.

Fuente: Publishers Weekly.

Imagem: © Ivelin Radkov – Fotolia

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *