Serialización y diálogos, los formatos de moda en edición digital

formatos de moda edición digitalEl formato digital no sólo ha traído la transformación del texto a un archivo electrónico para poder ser leído en diferentes dispositivos.

La misma naturaleza del formato también está repercutiendo en cómo se crean las obras, en su estilo, etc. E incluso se dejan influir por hábitos sociales que también tienen origen en la influencia de lo digital en la vida cotidiana.

El gran componente transformador está siendo el teléfono móvil, que constituye una herramienta de lectura para cada vez más personas. Esto está provocando que recuperen su espacio las historias seriadas o por capítulos, que tanta fama tuvieron en el siglo XIX con autores como Tolstoi, Dickens o Balzac, entre otros.

Esta nueva versión de la ‘serialización por entregas’ de las historias tiene sentido para aquellos que leen mucho en el móvil, por ejemplo en el trayecto de casa al trabajo o viceversa. Además, las propias limitaciones del soporte, como el tamaño de la pantalla, hacen que aquellos que están menos acostumbrados no puedan leer mucho tiempo seguido en sus teléfonos.

Para este tipo de lector es para el que algunas editoriales digitales están publicando sus libros. Otro factor es el que se construye en función de un modelo de negocio, como puede ser el freemium para una primera entrega y de pago para el resto de capítulos.

Existen iniciativas recientes que se dedican a este tipo de creaciones seriadas como Serial Vox o la española Relatos Revueltos, con la que se pueden hacer libros personalizados de diferentes relatos breves.

Pero el hábito de vivir con el teléfono en la mano también está influyendo en el estilo de la creación. Existen ya muchas iniciativas que imitan el lenguaje, la estructura y los diálogos que utilizan los adolescentes a través de aplicaciones de mensajería como Whatsapp.

Una de las apps más famosas entre los jóvenes lectores de habla inglesa es Hooked. Pero existen muchas otras, incluso con elementos multimedia, donde los diálogos se construyen entre el lector un bot, como Adela.

Con este panorama creciente, de aquí en adelante, es muy posible que veamos cómo surgen más iniciativas similares.

Fuente: VentureBeat

Imagen: © Lenets_tan-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook0Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *