Sin miedo al ciberespacio

WINSTON MANRIQUE SABOGAL

Metamorfosis, imaginación y el ‘No está prohibido’. Esta sería la trinidad filosófica para crear, trabajar, divulgar, aprender, explorar y compartir experiencias en el ciberespacio. La irrupción del mundo digital es una revolución que se ha poblado de miedos infundados que hay que desterrar y desmitificar.

En mi experiencia exploratoria e intuitiva, desde hace diez años en EL PAÍS, aprendí algunas cosas esenciales que divido en dos apartados: Creación y Lectores, pero cuyas tres premisas para ambos son las siguientes:

  1. El mundo digital es un organismo vivo en perpetua metamorfosis, esa es su naturaleza. Nunca nada está acabado. Y eso es estimulante. Esa es su gracia y su reto.
  2. Hay que dar rienda suelta a la imaginación y la curiosidad sin miedo de mostrar el producto y conquistar lectores o seguidores.
  3. El ‘No está prohibido’. O, por lo menos, hay que ponerlo en cuarentena ante cada iniciativa, idea o proyecto.

 

CREACIÓN

– Todo es válido dependiendo de lo que se quiera transmitir, contar, compartir…

– La regla es que no hay reglas. Depende de lo que se busque y a quien se quiera llegar.

– No hay que tener miedo a crear, a improvisar, a imaginar lo que en verdad nos gustaría hacer o encontrar en una web, blog o site de cualquier tipo.

– Hay que concebir el proyecto como algo nativo digital. Pensar como cibernautas, aprovechar las herramientas que ofrece el medio. La mayoría de la gente lo que hace, simplemente, es pasar, copiar o calcar lo analógico a lo digital sin darle el oxígeno ni el ADN digital a las cosas.

– La estética es esencial, debe transmitir credibilidad. Cada elemento que se pone en la página web o blog es importante. Hay que pensar en términos de una escenificación del artículo o producto donde todo cuenta: fondo y forma.

– La cantidad de recursos no es garantía de nada, solo numérica. Puede ser algo recargado o sencillo, lo importante es que cumpla el objetivo. Por ejemplo, puede haber desde un blog con muchos enlaces hasta uno con pocos o ninguno, pero donde lo importante es la calidad del texto.

– El mantra del prueba error hay que interiorizarlo como el mejor y más estimulante estribillo musical.

 

 

LECTORES

– Los lectores son como bancos de peces o bandadas de aves: uno nunca sabe por qué van de un lado a otro. No conocemos el resorte o impulso que los conecta entre sí para apoyar o dar la espalda a algo. Es decir que no hay una única fórmula para que algo triunfe o funcione.

– En Internet la fidelidad es escasa ante la cantidad de oferta y fácil acceso a ella. La mayoría de lectores son pasajeros, peregrinos o paracaidistas.

– Complacer a todo el mundo es imposible. Por eso hay que definir muy bien la identidad del medio o producto. Sin complejos. Tener claro a quién queremos llegar.

– Hay que buscar la originalidad, hacerse imprescindible para ese lector, seguidor o usuario al que de verdad queremos llegar.

– Tú eres el primer lector o el primer usuario de tu propia web. Piensa en cómo te gustaría que alguien hiciera para ti ese espacio digital.

– Todo lo anterior debe apoyarse en una difusión en redes que no se debe quedar en el mero tweet o post de Facebook, Fan Page o Instagram o de las que vendrán, sino que a partir de esos carriles hay que ingeniárselas para promocionar cada pieza o producto acorde a él.

La clave está en desmitificar. Lo creado en el ciberespacio es tan importante como lo creado en lo analógico y además llega a más personas. Eso significa que nunca hay que subestimar a esos lectores o usuarios, por el contrario, esos espacios deben hacerse con sumo cuidado.

 


Winston_Manrique_Sabogal_400x400Winston Manrique Sabogal es el creador del magazín literario digital winstonmanriquesabogal.com. Colabora con EL PAÍS (España) donde coordinó la sección de libros de su suplemento Babelia y de la sección de Cultura, donde, además, fue coeditor de la edición digital; y bloguero de Papeles perdidos, el blog de libros del mismo diario.

 

Imagen: © Bnenin-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook6Share on LinkedIn10Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *