Tener un equipo de reseñadores

Tener un equipo de reseñadoresEn la actualidad, una de las formas de descubrir nuevas lecturas es a través de las valoraciones online.

La dificultad para todo autor novel y sobre todo independiente es que, al principio, cuesta conseguir las ansiadas reseñas y críticas en las librerías online más conocidas del mundo.

Una de las maneras de conseguir alguna reseña para comenzar a tener más lectores y visibilidad es contar con un ‘equipo’ propio de reseñadores. Aunque pueda parecer en principio algo poco ético, no se trata de pagar a la gente para que haga buenas críticas de los libros (como sí lo hacía el mismísimo Marcel Proust). Se trata de motivar a un determinado grupo de personas a comentar los títulos, de manera totalmente libre y honesta, pero, eso sí, impulsados por la acción del autor, y no por ellos mismos, en principio.

La autora independiente Shelley Hitz, en el blog BookBaby, da algunos consejos de cómo conseguir estos primeros reseñadores. Una de las maneras, obviamente, es pedírselo a aquellas personas que se sabe que ya han leído el libro. Pueden ser lectores conocidos por cercanía o se puede incluso recurrir a la lista de ‘lectores beta’, de los que ya hablamos, si ya se tiene una.

Otro modo de conseguir reseñadores es construir un equipo de ellos entre lectores de autores con estilo o temática similar, o del mismo género, y que sean activos a la hora de hacer reseñas. Hay auténticos reseñadores ávidos y además especialistas en autores independientes. Quizá muchos de ellos ya estén en la lista de otro autor y tengan incluso su propia metodología, con formularios o bases sobre las que hacer las reseñas online.

Del mismo modo, rastrear y hacer una lista de blogs que traten el mismo género puede ser una eficaz fuente de futuros lectores. Incluso es posible que algún autor se encuentre con la sorpresa de que su libro ya ha sido comentado en un blog. De este modo, puede solicitar al bloguero que haga ese mismo comentario en una librería online –siempre de forma educada y aportando las razones arriba señaladas-.

Lo más importante es, una vez pasado el trago de solicitar a los lectores que reseñen el libro, aceptar el resultado de las lecturas y las críticas que de ellas surjan.

Fuente: BookBaby

Imagen: ©Antonioguillem-Fotolia

 

Comparte:
Share on Facebook3Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *