Viabilidad del crowdfunding en el sector editorial

crowdfunding en el sector editorialUno de los modelos de negocio que mejor parece adaptarse a las necesidades del sector editorial es el del crowdfunding, como ya señalamos en el estudio sobre la evolución de los modelos de negocio. Y su desarrollo continúa.

No sólo para proyectos editoriales específicos, también para librerías independientes o iniciativas conjuntas que quieren hacer realidad, a través de las cada vez más abundantes plataformas para la multi-financiación, negocios o ideas más creativas que salen fuera de un presupuesto habitual.

Forbes llama la atención en un artículo sobre cómo muchas pequeñas librerías locales en Estados Unidos han conseguido abrir o seguir subsistiendo gracias a campañas de crowdfunding. Algunas de ellas desarrollando también pequeños proyectos editoriales o servicios mixtos, como cafetería y librería a la vez.

La ventaja de iniciar una campaña en alguna de estas plataformas para un negocio o proyecto que ya está en funcionamiento (editorial o librería, es igual) es que dispone de una comunidad fiel de lectores o clientes con los que se puede contar de partida. De nuevo, la creación de comunidades, junto a las bases de datos que ayudarán a dar a conocer la campaña, pueden ser componentes clave para la consecución de su éxito.

A más actividades e implicación por parte de estas librerías, más probable es que los proyectos salgan adelante, sobre todo si son iniciativas de escritores o artistas locales que tienen a las librerías cercanas como puntos de reunión y de contacto con otros autores.

Una cosa sí es importante a la hora de elegir la plataforma a través de la cual se va a hacer la campaña: mirar bien las condiciones y explicarlas con claridad a los potenciales financiadores del proyecto.

Algunas de estas campañas se basan en modelos de “todo o nada”, es decir, que o se consigue un cifra mínima o no se lleva a cabo el proyecto (esta opción se suele dar en aquellas ideas por construir). Otras permiten donaciones ya en curso y son más aptas para apoyar iniciativas en funcionamiento pero que, por ejemplo, necesitan refinanciación si no quieren desaparecer.

Como vemos, el crowdfunding trae satisfacciones al sector gracias a su naturaleza flexible y verdaderamente comunitaria.

Fuente: Forbes

Imagen: © Markus Mainka-Fotolia

Comparte:
Share on Facebook3Share on LinkedIn6Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *